Lo que piensa la gente sobre el voto electrónico y el voto por internet

El debate sobre el voto electrónico y en línea muestra que algunos aprecian sus ventajas, como el aumento de la participación y la reducción de costes. Se presentan ejemplos de países como Estonia, Brasil, India, Estados Unidos y Alemania que han implantado con éxito el voto electrónico en diversos contextos electorales.

El debate sobre el voto electrónico y en línea es cada vez más importante en el contexto de las elecciones contemporáneas. Mientras que algunos países ya se han adaptado a este nuevo método de votación, especialmente en organismos públicos y privados, otros se han mostrado más cautelosos.

No cabe duda de que la idea del voto electrónico (e-voting) y en línea (internet voting) ha provocado reacciones encontradas a lo largo de los años. Por una parte, muchos están satisfechos con las ventajas y los resultados obtenidos – aumento de la participación y del número de votantes con una disminución relativa del abstencionismo, agilización de las operaciones de votación, ejercicio del derecho de voto sin barreras técnicas y espaciales, ahorro significativo de tiempo y presupuesto y de los recursos necesarios para la organización de las elecciones; por otra parte, sin embargo, pueden surgir preocupaciones sobre la cuestión de la seguridad.

Riesgos y seguridad

No cabe duda de que el voto por Internet facilita la participación en el proceso democrático y la toma de decisiones. Sin necesidad de acudir físicamente a un colegio electoral, más personas pueden votar, especialmente quienes viven o trabajan lejos del colegio electoral.

Por otro lado, los detractores creen que el voto digital puede ser objeto de fraudes y ataques de hackers y temen por el secreto del voto y la gestión de los datos personales, aunque el nivel de riesgo debe asociarse al tamaño y relevancia de la entidad.

En realidad, los riesgos son los más comúnmente asociados al uso del medio Internet. También hay que tener en cuenta que la disciplina de la ciberseguridad ha identificado a lo largo del tiempo todos los ataques que puede sufrir un sistema informático expuesto en Internet. Por ejemplo, los ataques DOS -interrupción del servicio-, spoofing -falsificación de la identidad- o sniffing -interceptación no autorizada de datos-. Por eso, hoy podemos prevenir casi todas las amenazas con el uso de técnicas de encriptación e ingeniería de software probadas y eficaces.

El voto electrónico y online en el mundo

En Italia, el voto electrónico y en línea es ya una realidad para muchas realidades: universidades, escuelas, municipios, asociaciones, etc. lo utilizan ampliamente. Otros países han ido más lejos implantando el voto electrónico y en línea en algunos contextos políticos electorales. Algunos ejemplos son:

  • Estonia: el voto electrónico y en línea se introdujo en 2005 y Estonia fue la primera nación del mundo en permitir el voto electrónico en línea en las elecciones nacionales. Según un informe de 2019 del Ministerio de Asuntos Exteriores estonio, el voto electrónico dio lugar a un aumento de la participación electoral en las elecciones nacionales de 2019. Además, el informe constató que el uso del voto electrónico condujo a una reducción de los costes de organización de las elecciones.
  • Brasil: Brasil ha implementado el voto electrónico en todas las elecciones nacionales desde el año 2000. En 2016, el Banco Interamericano de Desarrollo informó de que el voto electrónico redujo el fraude electoral e hizo que el proceso de votación fuera más rápido y eficiente.
  • India: India ha implantado el voto electrónico en algunas partes del país desde 1998 y ha seguido ampliando el uso del sistema en todas las elecciones nacionales. Según un informe de 2020 del Ministerio de Asuntos Exteriores indio, el uso del voto electrónico provocó una drástica reducción del abstencionismo y redujo el presupuesto invertido en las elecciones. En concreto, el informe constató que el uso del voto electrónico supuso una reducción del coste de impresión de papeletas y de transporte de urnas.
  • Estados Unidos: En Estados Unidos, el voto electrónico se utiliza en algunas partes del país desde el año 2000. En 2014, el Pew Charitable Trusts destacó cómo el uso del voto electrónico ha permitido reducir los tiempos de espera en las urnas en Estados Unidos.
  • Alemania: Alemania ha implantado el voto electrónico en algunas partes del país desde 2005. En 2017, el Ministerio del Interior alemán informó sobre las ventajas de utilizar el voto electrónico: un proceso de votación más ágil y rápido, un recuento de votos perfecto, automático y sin errores, y una reducción considerable de los costes.

En conclusión, el uso del voto electrónico y en línea se ha autorizado a gran escala en contextos públicos y privados en los que se ha constatado que la digitalización del proceso electoral tiene un fuerte impacto en la democracia.