Cómo elegir una plataforma de voto electrónico

La guía proporciona criterios clave para evaluar y seleccionar una plataforma de voto electrónico y voto en línea, incluyendo legalidad, seguridad, privacidad, usabilidad, sostenibilidad y soporte. Estos criterios son esenciales para garantizar una elección informada de una solución de voto electrónico fiable y conforme a las normas, destacando la importancia de los aspectos tecnológicos, legales y éticos.

Breve guía para la selección del voto electrónico: ¿cuáles son los criterios para evaluar y seleccionar una plataforma de votación electrónica en línea y de asamblea digital?

En la era de la infodemocracia, de los entornos de información sobreabundantes y abarrotados, existe el riesgo de caer en el fenómeno de choice overload, es decir, sobrecarga por exceso de opciones disponibles y atractivas.

Partiendo de esta premisa, sabemos que no es trivial seleccionar el software o la solución adecuada, por lo que queremos apoyar a los usuarios en su elección de una plataforma de votación electrónica (evoting) o en línea (ivoting) enumerando los principales criterios y elementos para una evaluación informada.

He aquí, pues, los 6 criterios que hay que evaluar a la hora de elegir un sistema de eVoting (voto electrónico) e ivoting (voto en línea):

Legalidad

Una plataforma de votación electrónica o en línea se considera legal, es decir, utilizable sin riesgos, si incluye una serie de salvaguardas tecnológicas destinadas a evitar el uso incorrecto o indebido del voto y a ofrecer las mayores garantías posibles de confidencialidad, secreto y libertad de expresión del voto.

No sólo eso, la solución debe adoptar las medidas adecuadas para impedir la identificación directa e indirecta de los votantes y de los votos emitidos, garantizando así el anonimato absoluto mediante una división lógica y física voto/votante. Más allá de los aspectos tecnológicos, existen también cuestiones formales y reglamentarias.

Un análisis minucioso de los Estatutos y Reglamentos electorales es esencial para garantizar el perfecto cumplimiento y la inatacabilidad del procedimiento de votación electrónica. Eligo, con un enfoque de consultoría y más de 17 años de know-how en el campo del evoting y ivoting, ha sido validado por una sentencia del Tribunal de Roma en 2015 y por el Garante della Privacy.

Descubra cómo garantizar la validez legal en un proyecto de voto electrónico.

Seguridad

La seguridad -máxime en un sistema de voto electrónico- es una cuestión central que requiere numerosas precauciones. A continuación se presenta una especie de «censo» de las medidas de seguridad que una solución de voto electrónico debería adoptar por diseño.

Empecemos por la nube. Una infraestructura en la nube, a diferencia de una on premises (es decir, un programa o aplicación que debe instalarse y gestionarse a través de un ordenador local) garantiza una mejor gestión de las actualizaciones de seguridad y es más adherente a las normas, ya que los proveedores de la nube deben cumplir con los marcos reglamentarios y las vías de certificación.

Los niveles de seguridad del software también deben ser probados y validados externamente, por agentes cualificados del mercado, a través de diversas y periódicas fases de análisis. Por lo tanto, la plataforma debe someterse periódicamente a pruebas de evaluación de vulnerabilidades y de penetración que, mediante técnicas manuales y herramientas automáticas, calculen la exposición al riesgo y proporcionen una instantánea del estado de exposición de los propios sistemas.

Por último, para ser considerada segura, una plataforma de voto electrónico debe incluir medidas como Backup y Disaster recovery -es decir, las precauciones tecnológicas y logístico-organizativas necesarias para restaurar los sistemas, datos e infraestructuras que sirven a la prestación de servicios de negocio-, el uso de encriptación a todos los niveles, y al menos sistemas de autenticación de dos factores al área de votación (Strong Authentication).

Conozca los procesos lógicos y tecnológicos que despliega Eligo.

Privacidad

Para que se pueda decir que una plataforma de voto electrónico cumple con el GDPR, debe actuar en total conformidad con todas las normas del Reglamento General de Protección de Datos previsto por la Unión Europea, proporcionando un formato estándar conforme a las nuevas directivas y adoptando un Proveedor de Servicios en la Nube cualificado, en una configuración de Nube Privada, conforme a las certificaciones ISO/IEC27001 e ISO9001 y al reglamento UE 2016/679 (GDPR). La dimensión ética de los datos y la privacidad deben ser un pilar del desarrollo de una plataforma capaz de garantizar la integridad, la autenticidad y el secreto de las expresiones de voto.

Escuche la entrevista con Graziano Garrisi – Jefe de Privacidad de LiquidLaw, una spinoff de la Universidad de Salento – que explica el cumplimiento de la privacidad en el voto electrónico y cómo una plataforma de evoting e ivoting debe gestionar, procesar y proteger los datos.

Usabilidad (Extensibilidad + Flexibilidad)

Jacob Nielsen, estudioso de la usabilidad web, define la usabilidad como«la medida de la calidad de la experiencia del usuario al interactuar con algo, ya sea un sitio web o una aplicación informática tradicional o cualquier otra herramienta con la que el usuario pueda operar«. En el mundo de la informática, por tanto, un producto de software se define como usable si se adapta a las necesidades y expectativas del usuario, funciona de forma intuitiva, es fácil de aprender y es estéticamente agradable.

Por lo tanto, una solución de voto electrónico en línea debe seguir lo que en la jerga técnica se denomina diseño centrado en el usuario, es decir, un marco de diseño y proceso que centra las necesidades, deseos y limitaciones del usuario en el producto final, maximizando así la usabilidad.

Una plataforma de voto electrónico debe recrear el flujo de votación de un acto electoral o asamblea y representar una reproducción fiel, en clave digital, de la experiencia de votación, el colegio electoral, la urna o una asamblea para no generar desorientación en el usuario. Además, es importante que la solución no requiera la descarga de aplicaciones especiales, herramientas complementarias o plug-ins adicionales, sino que disponga de todas las funcionalidades para permitir una gestión centralizada e intuitiva de cada fase del acto electoral.

Una plataforma utilizable es, a su manera, también flexible y extensible cuando puede facilitar las experiencias integradas que el usuario requiere y, al mismo tiempo, impulsar laeficiencia operativa y el valor. Por ello, puede decirse que un sistema completo de votación y escrutinio lo es si puede cubrir todas y cada una de las necesidades de votación y escrutinio, ya sea en línea, híbrido o presencial.

Sostenibilidad

Hoy más que nunca, es necesario pensar con una perspectiva a largo plazo, dirigiendo operativamente los negocios en la dirección correcta. En resumen, las empresas tienen que sintonizar con el desarrollo sostenible y una economía sostenible – por – diseño. Más allá del cumplimiento de la normativa, elcrecimiento humanizado se convertirá de hecho en uno de los factores de éxito y distinción más críticos para las empresas en los próximos años.

Dicho esto, el objetivo de sostenibilidad -también perseguido a través de la adopción de medidas y mecanismos de compensación que hagan que las votaciones y asambleas sean neutras en carbono – resulta ser un criterio esencial de elección a la hora de seleccionar una plataforma de evoting e ivoting.

Asesoramiento y asistencia

Siguiendo un modelo centrado en el cliente, cultivar una cultura de servicio, asesoramiento y apoyo que se anticipe a sus necesidades ha sido siempre una estrategia ganadora. En un campo tan sensible, no basta con ser proveedor de un producto, sino que hay que conocer todos y cada uno de los aspectos de las votaciones y las juntas de accionistas -desde el proceso hasta el estatuto- para ofrecer un enfoque de consultoría multidisciplinar, oportuno y decisivo, que garantice la excelencia operativa en el voto electrónico.

La empatía hacia el cliente es un valor indispensable para Eligo. ¡Descubra cómo!